El Castillo, las puertas y las murallas de la Villa

Brihuega no sólo conserva en buen estado cientos de metros de lienzos de la antigua muralla de los siglos XI – XII, sino que también se mantiene en pie el recinto amurallado de su Castillo, hoy en día cementerio municipal.

 

Murallas Árabes
La presencia árabe en la villa de Brihuega queda reflejada en su castillo y en su importante muralla. Finalizada en el S. XII hoy quedan importantes vestigios en todo el perímetro del pueblo, conservándose varias de las puertas de acceso al recinto amurallado (La Puerta de la Cadena, El Arco de Cozagón, Puerta del Juego de Pelota). La mayor cantidad de lienzos se encuentra situada en la parte Noroeste de la Villa, en el que, incluso restauradas y con algunas almenas restituidas, evocan con fuerza su aspecto más primitivo. Muralla de Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)
Puerta del Juego de Pelota o ...
Se ubica en el sistema defensivo de la parte alta de la Villa, en la muralla que rodea el Prado de Santa María. Se trata de una puerta con doble arco apuntado de estilo gótico, y data de la segunda mitad del siglo XIII, apreciándose marcas de canteros entre las que se encuentra la media luna. Presenta excelentes sillares de arenisca y tobas calcáreas, muy regulares y cuidados. Puerta del Juego de Pelota, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)
Puerta de la Cadena
La Puerta de la Cadena se abre al Norte de la Villa de Brihuega, siendo denominada en algunos documentos antiguos como Puerta de Valdeatienza, ya que hasta allí llegaba el camino que se dirigía hacia la Villa de Atienza. Puerta de la Cadena, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez) Está formada por un sencillo arco de medio punto, sobre el que actualmente podemos ver varias placas conmemorativas del asalto a la Villa en 1710 durante la Guerra de Sucesión, en el marco de la Batalla de Brihuega-Villaviciosa que tuvo lugar en estas tierras alcarreñas. Puerta de la Cadena, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)
Arco de la Guía
Este arco es el que da acceso al Prado de Santa María. Arco de la Guía, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez) Fue construido en el siglo XIX por el General Hugo (padre del escritor Víctor Hugo) durante la Guerra de la Independencia (1808 -1814), con el objetivo de abrir un hueco por el recinto amurallado para conquistar el castillo de la Piedra Bermeja. Con el paso del tiempo se configura como una puerta monumental.
Arco de Cozagón
Fue la puerta más importante de la Villa de Brihuega. Se sitúa al Sur, como acceso al camino que se dirige al Tajuña primero y al Tajo después. De esta forma, conectaba con el camino que se dirigía a Toledo. Arco de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez) Se compone de un doble arco, cuya altura máxima es de 10 metros y su anchura de 3.30 metros. Está toda labrada en piedra de toba, muy blanda a la hora de tallarla, pero de endurecimiento progresivo con el paso del tiempo. En ella dejaron los canteros sus señales, siendo repetidas la cruz, el aspa (o cruz de San Andrés), la escuadra y las paralelas inclinadas, sin que se haya podido encontrar ni una sola señal con la media luna, signo inequívoco de haber sido construida por los cristianos y de no haber intervenido en ella mudéjares, que sí parece que actuaron en la muralla del castillo (en la puerta del juego de pelota (hoy plaza de Manu Leguineche) se aprecia la media luna). Arco de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez) Este arco fue notablemente empobrecido en 1965 al construirse la plaza de toros, puesto que su puerta interior perdió altura. Por esta puerta penetraron los personajes importantes que visitaron Brihuega a lo largo de su historia (Alfonso X el Sabio, Rodrigo Ximénez de Rada, el Cardenal Cisneros…) Puerta de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez) Desde este punto para todos aquellos que les guste caminar disfrutando del paisaje, sale una de nuestras rutas locales de senderismo: “la Ruta del Camino de Toledo”.
Castillo de la Piedra Bermeja
El Castillo asienta sobre una eminencia rocosa, en el extremo sur de la población. Sobre el primitivo fortín de los árabes, se añadieron estancias en el siglo XII, de estilo románico, y posteriormente en el XIII le construyeron la capilla de tono gótico de transición. Vista general del Castillo de la Piedra Bermeja (Juan Carlos Viejo) Nos encontramos con que, entrando por la puerta que existe junto a la iglesia de Santa María, el núcleo central del castillo consta de un espacio central, el más elevado, en el que hoy aparecen unas construcciones que debieron pertenecer a salones del palacio. Delante, un amplio espacio abierto, restos de otras construcciones, sirve de cementerio. Adosado a este primitivo núcleo constructivo, existe un conjunto de edificaciones al norte, consistentes en una larga nave cubierta de bóveda de cañón, y que hoy se denomina y utiliza como capilla de la Vera Cruz, a la que se entra por una sencilla puerta desde el prado de Santa María. Desde el nivel superior se accede a la que fue capilla del castillo, y que es hoy la pieza artística más singular que en él se conserva. Es un espacio de dimensiones cuadradas, planta poligonal, con cinco lados, y que constituye un elegante espacio de arquitectura gótica inicial, obra de los primeros años del siglo XIII, tiene sus cubiertas formadas por arquerías apuntadas, ojivales, y en el ábside se abren tres ventanales esbeltos y apuntados, mostrando ménsulas de decoración vegetal, y claves en las bóvedas. Dentro del patio de armas se alberga la iglesia de Santa María de la Peña, soberbia obra gótica de transición, edificada en el siglo XIII y con posterioridad mejorada, así como las ruinas del que fuera Convento franciscano de la reforma alcantarina. Torre y capilla de la Vera Cruz (A. Ortega Caballero) La villa toda de Brihuega estuvo amurallada por completo. Su actual recinto es enorme, de una longitud de casi dos kilómetros, y puede seguirse con facilidad en su totalidad, aunque donde ...